Nunca cupo tanto arte en un rollo de papel de baño…